Iloca, Duao y Llico, Recorra estos parajes en tan sólo un día. Iloca es un pequeño pueblo con un encanto especial, apto para visitarlo tanto en verano como en invierno. Sus playas -que se extienden por kilómetros- dan una paz y tranquilidad única. Más allá nos encontramos con la caleta de pescadores de la zona, Duao, que abastece a gran parte de la provincia y la región con sus peces.
Y Llico es otro pueblo precioso que no puedes dejar de conocer. Estos tres lugares son ricos en comidas típicas, artesanías y paisajes.

- Consulte por horarios de salida, disponibilidad, valores y descuentos especiales.